lunes, 22 de noviembre de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA: Aprendiendo a amar


El último dolor que me causaste
fue aquella noche triste,
cuando las dudas se fueron de mí.

Que no te amaba me di cuenta,
que no me amabas entendí.

Ese amor inmenso
que me hizo lastimarte un día,
se había ido.

Ese amor inmenso
que te hizo lastimarme a mí
ya no estaba en ti,
también lo comprendí.

¿Por qué nos hicimos daño?
Si en aquel tiempo ambos nos amábamos.

Qué extraña paradoja del destino:
que amándonos entonces nos lastimamos,
y justo ahora, que ese amor no existe
intentamos ser amigos.

¡Y mira tú! con lo mucho
que hay que amar
para hacer amigos
verdaderos.

Hoy que no te amo,
te deseo lo mejor,
ayer cuando te amaba,
de mi mano recibiste lo peor.

Tú hoy que no me amas
deseas que me vaya bien y
ayer cuando me amabas
gritabas enfurecida que
ojalá me arrollara un tren.

Hoy sé que yo sí te amé,
aunque te lastimé,
porque cuando yo te amaba
nuestra cama era pequeña ,
para tanto amor que yo te daba.

Hoy sé que tú sí me amabas
porque en esa misma cama
cuando a mí te entregabas
al besarme parecía que
en mi piel te penetrabas.

Hoy sé que ya no te amo
porque ese deseo que ayer nos inundaba,
lo siento en mí ya ausente.

Hoy sé que no me amas,
porque cuando tú te marchas ,
después del beso de amigos que nos damos,
no miras para atrás, no queda nada.

Hoy sé que no nos amamos
porque el frío cariño que hoy nos damos al
decirnos mutuamente: que te vaya bien,
es solo un deseo sincero sí,
pero sin magia alguna
de cuando éramos amantes
y nos creíamos dueños
tú de mí, y yo de ti.

¡Qué triste historia escribimos tú y yo,
dos buenos amigos hoy!.

Que compartimos sueños
con almas nuevas,
con recién llegados a quienes
por poco que amemos,
intentamos hacer felices,
solo querer, solo aceptar,
en silencio llorar,
no reclamar para
ya no lastimar.

Paradoja del destino nuevamente
en nuestras vidas,
por el maldito miedo
a quedarnos solos.
La última pregunta es mía:

¿Por qué nos lastimamos en el pasado,
si tanto nos amábamos?


Autor: Ricardo Picó Mora


Con registro en la Oficina de la propiedad intelectual



domingo, 7 de noviembre de 2010

Un cuento muy breve:"LAS DOS CARAS DE NOSÉ


Había una vez un hombre llamado Nosé, el mismo que a los ojos de la gente era tan transparente y bondadoso que todo el mundo quería ser su amigo, pero Nosé tenia una cosa singular dentro de toda su bondad: nunca permitía que nadie entrara en su casa, se rumoraba en el pueblo que esto pasaba porque cuando alguien entraba en la casa de Nosé, como por un hechizo mágico y maldito luego se convertía en su enemigo.

Cuando la gente llena de curiosidad por este hecho extraño, le preguntaba a los que ya habían visitado a Nosé, cual era el motivo por el cual se habían convertido en sus detractores y enemigos, ellos solo contestaban: “hemos entrado en su casa y hemos conocido al auténtico Nosé y podemos decirles a ustedes, que aquél al que señalan como el ladrón del pueblo, sí, el mismo que es repudiado por todos; ese que es descrito como un sinvergüenza y oportunista, ese, para todos nosotros es mas persona que Nosé.



Moraleja: el egoísmo, la hipocresía y la falsedad, causan tal decepción que hacen que la gente de forma desesperada vea a los malos como buenos.




Autor Ricardo Picó Mora

miércoles, 27 de octubre de 2010

Los Versos de la semana: Quiero ser animal.


Quiero ser animal porque conozco al hombre y a la mujer también.

He conocido la maldad humana así como la ambición desmedida y cruel

que domina al ser.


Aquella que lo lleva a aplastar a cualquiera con tal de no ceder sus posiciones o sus ambiciones.

Conozco el desprecio, lo he vivido.


La hipocresía también ha pretendido engañarme y adormecerme pero ya he despertado.

Estoy casi vencido y muchos se ríen de mí,

tú mismo enemigo mío ahora crees que has ganado, cree-lo así.


Porque aquí estoy retomando fuerzas para volver,

pero volveré como animal,

volveré como un león y te destrozaré.


Todo el daño que has pretendido hacerme te ha desnudado.

Seré como un perro también y de él tomaré la lealtad eterna para dársela a mi gente.

Estoy orgulloso de ser quien soy, de ser sencillo, humilde y borracho ocasional,

infiel casual, mas bien mental.


Pero yo soy así, esa es mi esencia.

Lo que otros esconden yo lo confieso.

Donde otros mueren yo viviré,

lo que otros callen yo lo gritaré.


Seré como el búho que reina en la soledad nocturna,

con esa fuerza que lo hace no temer nunca

y que aun pareciendo tal frágil es el símbolo del terror y del miedo.


Sí, es verdad, quiero ser animal, lo reconozco, es más lo necesito.


Autor Ricardo Picó Mora


jueves, 14 de octubre de 2010

El poeta ecuatoriano Ricardo Picó Mora presenta su libro Metamorfosis poética

Alicante, 11 oct (EFE).- El poeta y escritor ecuatoriano Ricardo Picó Mora "refleja la tristeza, los dolores y los sentimientos" de cientos de personas de diferentes países que, por culpa del desempleo, "lo pasan mal en Alicante y en España", en su obra titulada "Metamorfosis poética".

En la presentación de la obra, Picó Mora ha explicado que este poemario "es fruto de las notas tomadas durante muchos meses mientras esperaba en la cola del paro de la oficina de empleo del INEM" del barrio alicantino de Altozano, donde "hablaba y escuchaba a compatriotas y ciudadanos de diferentes nacionalidades", unas vivencias que le servían "para completar" sus "experiencias personales".

Ha definido el libro como "un acto de protesta positiva de un desempleado de larguísima duración", al tiempo que se ha considerado a sí mismo un "titulado en supervivencia, más que poeta, escritor o intelectual".

Al acto ha asistido la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, así como numerosos ciudadanos de Ecuador residentes en la ciudad.

Castedo ha explicado que Picó Mora "llegó a la ciudad en 2001 tras abandonar su país de origen por la crisis latinoamericana", tras lo cual ocupó trabajos como peón de albañil, guardián de obra o agente comercial en Alicante hasta que "con la caída de la construcción, se reinventó y se dedicó a escribir".

La regidora ha manifestado que para ella "todo lo relacionado con la poesía es especial", al tiempo que ha resaltado el valor de esta obra por "la dificultad" a la que tuvo que hacer frente el autor "al dejarlo todo atrás y empezar de cero".

Durante su intervención, Picó Mora ha aprovechado para entregar a la alcaldesa una placa con la inscripción del poema "Mi ciudad princesa", incluido en "Metamorfosis poética", unos versos "dedicados a la ciudad" y a través de los cuales "refleja que los ciudadanos de Ecuador quieren ser parte de las soluciones de Alicante".

La presentación de esta obra se enmarca dentro de los actos del VI Encuentro Intercultural Diversalacant, que mañana instalará en el paseo de la Explanada donde sesenta casetas de entidades culturales que operan en la provincia de Alicante estarán presentes, y donde Ricardo Picó Mora volverá a estar presente junto con sus poemas.

Agencia EFE




martes, 12 de octubre de 2010

Presentación del libro Metamorfosis poética.


El ecuatoriano Ricardo Picó Mora "refleja la tristeza, los dolores y los sentimientos" de cientos de personas de diferentes países que, por culpa del desempleo, "lo pasan mal en Alicante y en España", en su obra titulada "Metamorfosis poética". En la presentación de la presentación de la obra, Picó Mora ha explicado que este poemario "es fruto de las notas tomadas durante muchos meses mientras esperaba en la cola del paro de la oficina de empleo del INEM" del barrio alicantino de Altozano.

EFE. Alicante / 11 de octubre de 2010


Allí "hablaba y escuchaba a compatriotas y ciudadanos de diferentes nacionalidades", unas vivencias que le servían "para completar" sus "experiencias personales".

Ha definido el libro como "un acto de protesta positiva de un desempleado de larguísima duración", al tiempo que se ha considerado a sí mismo un "titulado en supervivencia, más que poeta, escritor o intelectual".

Al acto ha asistido la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, así como numerosos ciudadanos de Ecuador residentes en la ciudad.

Castedo ha explicado que Picó Mora "llegó a la ciudad en 2001 tras abandonar su país de origen por la crisis latinoamericana", tras lo cual ocupó trabajos como peón de albañil, guardián de obra o agente comercial en Alicante hasta que "con la caída de la construcción, se reinventó y se dedicó a escribir".

La regidora ha manifestado que para ella "todo lo relacionado con la poesía es especial", al tiempo que ha resaltado el valor de esta obra por "la dificultad" a la que tuvo que hacer frente el autor "al dejarlo todo atrás y empezar de cero".

Durante su intervención, Picó Mora ha aprovechado para entregar a la alcaldesa una placa con la inscripción del poema "Mi ciudad princesa", incluido en "Metamorfosis poética", unos versos "dedicados a la ciudad" y a través de los cuales "refleja que los ciudadanos de Ecuador quieren ser parte de las soluciones de Alicante".

La presentación de esta obra se enmarca dentro de los actos del VI Encuentro Intercultural Diversalacant, que mañana instalará en el paseo de la Explanada sesenta casetas de entidades culturales que operan en la provincia de Alicante, y donde Ricardo Picó Mora volverá a estar presente junto con sus poemas.

Tomado de lacronicavirtual.

Diario digital independiente


sábado, 11 de septiembre de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA: A una mujer desnuda.


Tu cuerpo ya desnudo alumbra mi existir,

tus ojos son dos corazones que me miran.

Tus labios son las rosas del vivir,

tu boca es el jardín en que respiran.


Tu risa es el eco de la vida

y siguiendo tu sonrisa carmesí,

estoy seguro que el dolor toma el camino,

anestesiando con su huida mi destino.


Tu rostro de mujer, cual ninfa hermosa,

me deja con mil ganas de seguir.

Sembrando en mi consciencia una cosa:

¡Qué si estás tú, jamas puedo morir!


Autor Ricardo Picó Mora

martes, 7 de septiembre de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA: Las letras del Poeta


Dicen que estoy loco por ser diferente,

por amar cual niño, por creer al hombre.

Por querer a aquellos que me han lastimado,

por tender la mano al ser traicionado.


Por soñar con cosas que no existirán

como esa quimera que es la igualdad,

creer en amigos sin ver enemigos,

permitiendo así se burlen de mí.


Soy un soñador, escribo canciones,

valoro a los hombres por sus emociones,

olvido enseguida maldad y traiciones,

buscando lo bueno en los corazones.


Creo en las personas sin dudar jamas.

Todo lo recibo sin mirar atrás.

El Dios de los cielos aún cuida de mí

por ello mi vida no termina aquí.


Historias y sueños tengo que contar

y con este libro hoy quiero empezar.

Muy pronto mil cosas aquí contaré

con tinta y con sangre aquí escribiré.


Mil gracias te doy por haber leído

a este poeta que cree en el amor.

Que escribe poemas con una ilusión,

enviarle un mensaje a tu corazón.


Todos somos hijos de un mismo Dios,

semilla del mundo seremos los dos.

Por ello en voz alta repito el mensaje:

todos somos uno, no importa el ropaje.









lunes, 16 de agosto de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA: El Beso


Por el beso de tu boca
yo cruzaría el mundo entero,
atravesaría los mares
por ese beso que quiero.

Por el beso de tu boca
lucharía contra un dragón
y asesinaría al fantasma
que hoy ronda en tu corazón.

Por ese beso que quiero
no me importaría morir,
porque el besarte en la boca
es el clímax del vivir.

El aliento de tu boca
es la fuerza que me da vida.
Tu carmín enrojecido
al impregnarse en mis labios
me arrebata los sentidos.

Tus dientes en danza loca
se entrelazan con los míos,
preparando así el camino
a mi falo peregrino.

Por un beso de tu boca
me enfrentaría al mundo entero.
Por el beso de tu boca:
aquel beso que yo quiero.

Autor: Ricardo Picó Mora

domingo, 15 de agosto de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA:El niño socialista


El verdor del arrozal
con el rocío de la mañana,
a lo lejos la casona del patrón
donde sirven mis hermanas.

Mi madre prepara el fuego
los fogones, los sarténes.

Yo corro por los caminos,
salto charcos, hago trenes.

Van llegando los peones
a comer de los fogones.
El patrón pasa en su coche
empolvando los mesones.

En la mesa de aquel viejo,
le espera: pavo y bebidas,
servida en platos de plata
por mis hermanas sufridas.

Él es dueño de la tierra
de las casas, de la gente.
El patrón es casi un diablo
a quien odio intensamente.

Vivas están en mi mente
las marcas de mi niñez:
el llorar de mis hermanas
padeciendo su preñez.

Aquél viejo malnacido
demostrando su ruindad,
tomó de la más pequeña
su luz, su virginidad.

Hoy un niño rechazado
en un presidio se consume,
es el hijo que el patrón
engendró y abandonó.

Los recuerdo de esa infancia
me han llenado de dolores.
Ya el arrozal no es tan verde,
ni las plantas echan flores.

Autor: Ricardo Picó Mora

lunes, 9 de agosto de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA: La Luz del Unicornio.



Mis sueños y mis anhelos
van quedando en el camino.
Mis amigos traicioneros se alejan
al presentir el final de mi destino.

Siento nostalgia y pesar
al comprobar al andar
que quienes decían quererme
han decidido dejar
hasta de venir a verme.

Aquí en esta cama fría
me paso noches y días
esperando ese final y
el desenlace fatal.

Tan solo el recuerdo de ella
y de aquellos días hermosos
anestesian mi existencia
en mis llantos dolorosos.

Qué tiempos más placenteros
viví siguiendo su huella,
sintiendo su amor sublime,
a la luz de las estrellas.

Sus promesas, sus pasiones
y el recuerdo de sus besos
consuelan mis aflicciones,
recordándola por siempre,
al oír nuestras canciones.

Hoy ya todo está perdido
y ruego que esto termine.
La enfermedad me consume,
ya no quiero sufrir más,
quiero irme como vine.

Siendo pobre y sin riquezas
sin amigos sin dolores.
Sólo llevando el recuerdo
del amor de mis amores.

Prometo quererte siempre,
ya que nunca te he olvidado
y aunque nunca he vuelto a verte,
te he sentido aquí a mi lado.

No ha pasado un solo día
que viva sin recordarte.
Fuiste el amor verdadero
que alimento mi existir
haciéndolo placentero.

Adiós amor de mi vida,
tal vez me lleve el demonio.
Mas yo siempre seguiré
la luz de nuestro unicornio.

Autor: Ricardo Picó Mora
Con Registro en la Oficina de la Propiedad Intelectual

martes, 3 de agosto de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA: Aguas cristalinas.


Las aguas cristalinas de los ríos
tienen el brillo y el sabor de tu carmín.
Amor de mis amores, la distancia no ha podido
sacarte de mi mente: estás aquí.

Extraña angustia estoy viviendo hoy,
queriendo y no pudiendo estar sin ti.
Tu amor recorre cual torrente por mis venas,
evitando el enterarme no eres buena.

Recuerdo el día fatal que te marchaste,
buscando otro refugio mi lecho abandonaste.

¿Cuál fue mi falla? Aún no lo comprendo,
dónde el error, tampoco hoy lo entiendo.

¿Por qué te fuiste? Si como a un dios yo te adoraba,
¿Por qué te fuiste? Si en cada beso que te daba
mi vida misma con pasión yo te entregaba.

¿Por qué mi amor me has condenado a este dolor?

A este dolor que me hiere y me corrompe,
cual cáncer vivo me destruye y me carcome.
Duro es el golpe que produce la traición,
a no dudarlo tengo muerto el corazón.

Solo deseo que tu nuevo amor
borre la huella que de mi llevaste.
Vive tu vida sin mirar atrás,
pero recuerda que a mi amor mataste.




Autor: Ricardo Picó Mora

Con registro en la Oficina de la Propiedad Intelectual





domingo, 1 de agosto de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA: Aprendiendo a Amar


El último dolor que me causaste
fue aquella noche triste,
cuando las dudas se fueron de mí.

Que no te amaba me di cuenta,
que no me amabas entendí.

Ese amor inmenso
que me hizo lastimarte un día,
se había ido.

Ese amor inmenso
que te hizo lastimarme a mí
ya no estaba en ti,
también lo comprendí.

¿Por qué nos hicimos daño?
Si en aquel tiempo ambos nos amábamos.

Qué extraña paradoja del destino:
que amándonos entonces nos lastimamos,
y justo ahora, que ese amor no existe
intentamos ser amigos.

¡Y mira tú! con lo mucho
que hay que amar
para hacer amigos
verdaderos.

Hoy que no te amo,
te deseo lo mejor,
ayer cuando te amaba,
de mi mano recibiste lo peor.

Tú hoy que no me amas
deseas que me vaya bien y
ayer cuando me amabas
gritabas enfurecida que
ojalá me arrollara un tren.

Hoy sé que yo sí te amé,
aunque te lastimé,
porque cuando yo te amaba
nuestra cama era pequeña ,
para tanto amor que yo te daba.

Hoy sé que tú sí me amabas
porque en esa misma cama
cuando a mí te entregabas
al besarme parecía que
en mi piel te penetrabas.

Hoy sé que ya no te amo
porque ese deseo que ayer nos inundaba,
lo siento en mí ya ausente.

Hoy sé que no me amas,
porque cuando tú te marchas ,
después del beso de amigos que nos damos,
no miras para atrás, no queda nada.

Hoy sé que no nos amamos
porque el frío cariño que hoy nos damos al
decirnos mutuamente: que te vaya bien,
es solo un deseo sincero sí,
pero sin magia alguna
de cuando éramos amantes
y nos creíamos dueños
tú de mí, y yo de ti.

¡Qué triste historia escribimos tú y yo,
dos buenos amigos hoy!.

Que compartimos sueños
con almas nuevas,
con recién llegados a quienes
por poco que amemos,
intentamos hacer felices,
solo querer, solo aceptar,
en silencio llorar,
no reclamar para
ya no lastimar.

Paradoja del destino nuevamente
en nuestras vidas,
por el maldito miedo
a quedarnos solos.
La última pregunta es mía:

¿Por qué nos lastimamos en el pasado,

si tanto nos amábamos?


Autor: Ricardo Picó Mora


Con registro en la Oficina de la Propiedad Intelectual





domingo, 18 de julio de 2010

LOS VERSOS DE LA SEMANA:Recordando a José Zorrilla


La oscuridad, las privaciones
marcaron tu triste vida,
la dureza de aquel padre
que hurgaba siempre
en la herida.

En un amor muy temprano
amaste tanto a tu prima.
y en otro desdichado amor
con una viuda, diste en la ruina.

Al pie de Larra leíste
los versos que emocionaron
a la gente que allí reunida
lloraba a aquel suicida.

Que habías nacido español
presumías orgulloso.
Y que todo hombre es tu hermano
porque eras un buen cristiano.

Que creías en la igualdad,
porque ahí en tu consciencia
vivían en armonía
la fe y la fraternidad.

Que cruzaste el mar inmenso
en busca de otro destino
y llenaste de enseñanzas
mil senderos, mil caminos.

Que a pesar del otro ser
que vivió en tu consciencia
narraste con gran saber
los llantos de tu experiencia

Ciento y más años son ya,
desde que tú partiste
y aún sigue siendo un himno
todo aquello que escribiste.

Con tu permiso José,
emularé ser tu boca
para cantar tu grandeza:
Oh, dueña de la negra toca

“Tus labios son un rubí,
partido por gala en dos...
Le arrancaron para ti
de la corona de Dios.

De tus labios, la sonrisa,
la paz de tu lengua mana...
leve, aérea, como brisa
de purpurina mañana”

Autor:Ricardo Picó Mora